Volver al Inicio
La Junta de Castilla y León ha publicado recientemente en su portal de Educación unos materiales bajo el título "La Pervivencia del Mundo Romano en Castilla y León". A continuación se enlaza con el libro en titulado "Los pueblos prerromanos. Los Celtíberos" (formato pdf 3,6MB).

LOS CELTÍBEROS

¿Quiénes eran los Celtíberos?

Los íberos ocuparon la franja mediterránea, desde Andalucía Oriental hasta el Languedoc francés. Los celtas eran las poblaciones bárbaras del occidente europeo que se asentaron en amplias áreas de la Meseta, el norte y el oeste de la Península Ibérica. Los celtíberos son los habitantes de la Celtiberia, un territorio situado en el reborde montañoso donde se encajan las cordilleras Ibérica y Central y sus zonas aledañas, donde se establecen las divisorias de las cuencas del Tajo, Ebro y Duero, es decir, la zona oriental de la Meseta Norte y el lado derecho de la cuenca media del Ebro (las actuales Guadalajara, Soria, La Rioja y el oeste de Zaragoza y Teruel).

Mapa situación de la Celtiberia

Mapa de la distribución de los pueblos denominados celtibéricos

Ciudades y Viviendas

Los celtíberos se establecen lugares elevados y visibles, que refuerzan con murallas, torres defensivas y fosos. En el interior, las viviendas se organizan en torno a una calle o espacio central Las casas celtibéricas presentaban una planta rectangular, con una superficie de entre 40 y 50 metros cuadrados. Los muros se asentaban en un zócalo de piedra sobre el que se levantaban muros de adobe o tapial. A continuación se realizaba un entramado de postes a intervalos regulares sobre el que se colocaba una estructura de madera que sostenía la cubierta vegetal, dispuesta a una o dos aguas. El interior de los muros se enlucía con barro y paja y el suelo se pavimentaba con arcilla o tierra apisonada. Las viviendas estaban divididas en 3 estancias (de fuera hacia dentro):

Vivienda numantina

Reconstrucción de una títpica vivienda numantina adosada a la muralla

Subir

Economía

Herramientas celtibéricas

Herramientas celtibéricas

La economía celtibérica se basaba en la agricultura, la ganadería, la caza, la pesca y la recolección de frutos secos:

Artistas y Artesanos

Cerámica Numantina

Cerámica de Numancia

El arte, la metalurgia, la orfebrería y la alfarería alcanzaron un gran perfeccionamiento con los celtíberos. Los materiales más empleados fueron el barro y los metales, destacando en el manejo de las técnicas de orfebrería y en la calidad de las cerámicas y la pintura con que las decoraron:

Fíbula

Fíbula

Subir

La organización social

Guerrero celtibérico

Guerrero Celtibérico

La sociedad celtibérica con el paso del tiempo fue adoptando una estructura más jerarquizada. Al principio se agrupaban en tribus y clanes:

Los más privilegiados en estos grupos eran los guerreros, quienes ostentaban el poder político y cuya misión era defender a los demás individuos. Además se establecieron relaciones de igualdad entre los individuos, clanes o tribus a través de instituciones como el hospitium y, más tarde, relaciones asimétricas como la clientela y la devotio (clientela de contenido religioso).

Con el desarrollo de las ciudades, la sociedad celtibérica evolucionó, y el poder político recayó sobre la Asamblea de ancianos (seniores) y la Asamblea de los jóvenes (iuniores). Además aparecen las figuras de los legados o heraldos (enviados para negociar la paz), los magistrados, y los líderes o jefes militares (elegidos por la Asamblea para hacer frente a la guerra).

Lengua y Escritura

La lengua celtibérica es de origen céltico y pertenece a la familia indoeuropea. Se desconoce cuando comenzó a hablarse pero a partir del s.II a.C. comenzó a escribirse. La escritura es semisilábica pero los escasos testimonios existentes impiden que pueda ser traducida completamente. Se empleó en soportes variados, principalmente:

Tésera de HospitalidadTésera de Hospitalidad

Teseras de Hospitalidad

Subir
Dios Cernunno

Dios celtíbero Cernunno

Religión y ritual funerario

La religión celtibérica era politeísta. Adoraban a dos grupos de dioses:

Cabeza de toro

Cabeza de Toro

En cuanto a los rituales, podemos conocer los siguientes:

En un lugar privilegiado se encuentra el ritual funerario, consistente en un doble ritual de enterramiento:

Incineración

Incineración de un celtíbero

Subir
Falcatas celtíberas

Falcatas celtibéricas

La Guerra

El armamento celtibérico era de gran calidad y eficacia, normalmente de hierro y tanto ofensivo como defensivo.

Las armas de ataque eran espadas y puñales, caracterizadas por su hoja de doble filo y su empuñadura decorada; lanzas, armas arrojadizas y hondas, frecuentemente de madera de fresno, con longitudes variables y rematadas en punta.

Las armas defensivas eran el escudo o caetra, redondo, de 50 cm de diámetro y de cuero o madera; la mayoría de los cascos eran de cuero salvo los de los jefes que estaban realizados en bronce y adornados; las armaduras y las cotas de malla más empleadas eran los pectorales de discos de bronce.

Escudo de bronce

Escudo de bronce

Los celtíberos se organizaban para pelear en grupos de a pie y a caballo (entre el 20 y el 25% del total). La infantería llevaba pertrechos ligeros: caetra, dardo, honda, espada corta y casco. Eran expertos en escalar montañas, ligeros y rápidos. Los caballos celtibéricos eran fuertes y resistentes y estaban adiestrados para hincarse de inmediato.

Jinetes e infantes guerreaban mezclados con una táctica consistente en cambiar rápidamente entre el ataque y la huida, así como la guerra de guerrillas, desarrollada por sorpresa en terrenos de difícil maniobrabilidad (desfiladeros, barrancos, pendientes).

Subir
Haz clic para volver a la ACTIVIDAD 3
email